Este post es un poco diferente, porque en el hablaré de un Tour de la Cerveza que hice hace unos años y que tiene varias anécdotas que quería compartir con vosotros. Y es verdad, no es un artículo que se centre en la cerveza artesanal, pero creo que es necesario visitar todo tipo de elaboraciones, para más tarde apreciar la cerveza artesanal.

Este tour lo contraté en un viaje que hice de paso por Munich y en el que estuve tan solo un par de días (suficiente para ver la ciudad de forma genérica). El tour no es un tour para beber mucha cerveza (aunque algunos incluso lo utilicen de excusa para socializar y luego alargar el tour…). Pero en mi caso me centré más bien en los aspectos más culturales e interesantes que ofrecían y aproveché que fuimos  un grupo muy reducido para poder entender su cultura.

Cata de Cervezas en Munich

Primero de todo, te explican el porqué de la importancia de la cerveza en Munich (más info sobre la historia de la cerveza en el artículo sobre la cerveza artesanal y mi pasión por ella). Y es que a pesar de que es una ciudad relativamente pequeña, 6 son las fábricas que llenan la misma para abastecer no tan sólo la población, sino para exportar de manera controlada porque una de sus máximas es poder ofrecer siempre la máxima calidad según los estándares. Y después de eso fuimos a probar una Augustiner, que según dicen es una de las cervezas que el sumo pontífice Benedicto XVI consiguió introducir en Roma como suplemento alimenticio (menudo crack! xD)

La verdad es que si bien las cervezas que tienen en Munich son de tipo industrial, las que beben allí, casi que son dignas de ser catalogadas como cerveza artesanal. Y es que son cervezas ligeras, carbonatadas, pero además con mucho sabor, cosa que la mayoría de industrias cerveceras no conseguirán.

Visita a la Paulaner Bräuhaus

Más tarde, nos llevaron a la Paulaner Bräuhaus, dónde estuvimos visitando el proceso de elaboración, con la fermentación y pudimos ver también los ingredientes utilizados en la fabricación de la cerveza, así como finalmente probar una Paulaner unfiltered recién salida de los grifos de la fábrica, acompañada de un bretzel gigante (espero que esto no sea lo que consideren los alemanes como el maridaje, porque sino, están un poco vendidos…jajaja)

 

La cerveza en los Beer Gardens y mucho más

Así nos mostraron su cultura y la manera en la que están tan acostumbrados a beber cerveza, como si de agua se tratase. Lo curioso de la Paulaner Bräuhaus es que detrás tienen un Beer Garden, que es la mejor manera que tienen los alemanes para beber cerveza, en un banco rodeados de un pequeño jardín.

Dado que el tour no daba más de si, como Bonus nos enseñó el lugar dónde se celebraba el famoso OktoberFest, que es un festival que celebran no recomendable ni siquiera por los alemanes, pero que es mencionado alrededor del mundo.

Nos despedimos en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, dónde era imposible siquiera tomarse una cerveza y es que, en la cervecería hofbräuhaus es dónde se reunen más

Por último, os dejo un vídeo recopilando imágenes y al final, la orquesta en la cervecería Hofbräuhaus.

Rate this post