La cerveza artesanal de peñíscola, hace honor a aquella expresión de “pequeña pero matona” y es que esta fábrica ubicada en Castellón ha creado una cerveza fuerte y con carácter, propia de ser una IPA y tener un amargor controlado, pero con cuerpo y sabor.

Con un 8% de Alc.Vol es propia para maridar tanto con comida picante, como hamburguesas y pizzas.

La etiqueta es muy llamativa y tanto los colores como la tipografía han sido estudiados para recordar los inicios de la cerveza en la India. Para poder traer la cerveza cuentan que añadían más lúpulo como conservante a pesar de hacer más amarga aún dicha bebida.

Port Relacionados

Leave a comment