Una cerveza artesanal que puedes encontrar fácilmente en un supermercado, pero que aún así tiene mucha calidad. Es aromática, pero no demasiado. Es más bien agradable y suave con toques de vainilla, caramelo y cítricos combinados de manera muy equilibrada.

El punto carbónico es suave y no molesta para nada. Se puede maridar con carnes blancas para que resalte un poco pero sin pasarse, como magret de pato a la naranja, pollo de corral o embutidos de calidad.

Siempre te quedarás con ganas de más con esta cerveza que tiene un 40 de IBUS y un 5% de Alc.vol. Se puede catalogar dentro de las no filtradas, ni pasteurizadas y de alta fermentación dado que es una pale ale.

Leave a comment