Esta variedad de cerveza artesanal hace honor a su nombre «viking» porque es guerrera. Tiene aromas que nos recuerdan un poco a la naturaleza, como la mora, el tomillo o el romero y con un 6,5 de graduación y 60 de IBUS hace que sea la cerveza más fuerte de todas las cornèlias.


Para maridar bien con comidas muy suaves debido a su fuerte carácter. El pollo o el salmón siempre serán buenos maridajes para esta cerveza que sin duda hará las delicias de aquellos a los que les gusta la cerveza amarga.

Rate this post