Una cerveza artesana con agua salada… Si. Increíble pero cierto. Es la primera que se realiza a nivel mundial y la verdad es que se nota. Es decir, no es que notes un sabor a agua salada, pero un punto de sal si que tiene sin duda. Tiene un punto turbio y no es muy gasificada.

 

No tiene gas añadido, tampoco está filtrada y no está pasteurizada. Aún así no es una cerveza con mucho sabor, tiene un 23 de IBUS y un 4,8% Alc.Vol.  y solo a la gente de la socarrada se le podía haber ocurrido hacer una cerveza tan curiosa como esta. En boca es una cerveza muy suave, por lo que gustará  a la mayoría de paladares, excepto si buscas una cerveza con sabores y cuerpo potentes.

Obtuvo el premio al mejor sabor con la doble estrella de oro en el itqi de 2014.

Con aromas frutales y ese punto de sal que nos llega desde la nariz hasta la boca es fácil maridarla con una paella (aprovechando que la cerveza es de Xàtiva…jajaja), pero también combinará bien tanto con aperitivos o pescado.

Port Relacionados

Leave a comment